1.- Recorre con los dedos la parte exterior del pecho mientras la mujer lleva todavía la ropa puesta
2.-Toma cada pecho suavemente con la mano y presiona ligeramente y con suavidad los pezones
3.Mete la mano por debajo de la ropa para tocarlos directamente. Detente en la zona de los pechos durante un rato y luego quítale el brasier.
4.- Una vez liberados los pechos con suma delicadez, acaricia con la punta del dedo la aureola.
5.-Lleva tus labios al pecho. Abre la boca para rozar y lamer alrededor de los pezones. Mientras lo haces, acaricia con los dedos el otro pecho.
Tip: Agrega un sensibilizador de pezones para que tanto el hombre como la mujer experimente nuevas sensaciones